Cadáver descuartizado hallado en el río corresponde a médico cubano

septiembre 19, 2021

Reynier Sánchez

Hoy voy a comentarle a mis lectores sobre un horrendo crimen. Y es que finalmente fue encontrado el cuerpo descuartizado del médico cubano Reynier Sánchez González.

Reynier Sánchez, de 32 años, se radicó en Chile desde el año 2016 y trabajaba como odontólogo en una consulta dental en la comuna de Lampa, Región Metropolitana.

El dibujo de una huella dactilar y parte de un tatuaje de un ángel que tenía en su espalda, habrían sido algunos de los factores que le permitieron a la Policía de Investigaciones (PDI) identificar la identidad del hombre cuyo cuerpo apareció descuartizado y repartido en bolsas, en el río Perquilauquén, colindante con la comuna de Ñiquén, Ñuble, el pasado 3 de agosto.

Ver todo el contenido
los asesinos del médico cubano, al momento de su detención

Los asesinos del médico cubano al momento de la detención

Detalles del asesinato del médico cubano

El odontólogo Reynier Sánchez trabajaba en una clínica de la capital. Dicha clínica era propiedad de Clara González Figueroa, de 38 años y Rolando Villagrán Retamal, de 55 años, quien cumplía funciones en el rubro odontológico en el mismo lugar. Ambos son las personas a quienes la Brigada de Homicidios de la PDI de Chillán y la fiscal jefe de San Carlos, Tamara Cuello les atribuyen responsabilidad directa en este delito de homicidio calificado. 

La detención de Villagrán Retamal se concretó en el aeropuerto Arturo Merino Benítez, cerca de las 13.00 horas del pasado jueves, lugar al que había ido a buscar un animal al área de carga, mientras que la dueña de la consulta dental fue detenida cerca de las 09.00 horas en su domicilio.

La fiscal se comunicó personalmente con la familia (radicada en la ciudad de La Habana, Cuba) de Reynier Sánchez

Asesinado hace un mes

Conforme al informe realizado por la PDI, el médico cubano habría sido asesinado aproximadamente un mes antes de que se produjera su hallazgo accidental por parte de un adolescente que circulaba por la ribera sur del río Perquilauquén.

Puntualmente, lo que encontró fue una de las extremidades, por lo que dio de inmediato aviso a Carabineros.

De hecho, aunque tampoco se han precisado las razones por las que los autores del crimen decidieron viajar desde la Región Metropolitana hasta este sector para tratar de deshacerse de los restos de la víctima, una de las presuntas causas es el conocimiento que tendría del sector el imputado Rolando Villagrán, quien si bien está radicado en la Región Metropolitana, sería originario de la comuna maulina de Parral, que precisamente colinda con el costado norte del río Perquilauquén.

Durante los últimos meses el médico cubano Reynier Sánchez fue complicándose en una clínica donde era el único profesional y era usado como pantalla por los chilenos para atraer a los clientes y dar un cierto prestigio al lugar.

Reinier era tratado como un esclavo y amenazó a sus asesinos con contar todo a las autoridades de salud chilenas, a la vez que decidió romper su relación sentimental con Clara González.

A lo anterior, se suma otro antecedente clave que guarda relación con el envío de mensajes de WhatsApp desde el teléfono de la víctima a partir del 5 de julio, donde, para esta fecha, el joven médico ya había sido asesinado.

Los mensajes fueron recibidos por la madre del dentista.

Sobre esto, la fiscal explicó que “se trata de mensajes estratégicos realizados por los imputados que tenían la finalidad de evitar que se interpusiera una denuncia por presunta desgracia y de esta forma sus agresores ganar tiempo, esperando que nunca se encontrara su cuerpo”.

En tanto, este miércoles, en “Contigo en la mañana” de CHV, reveló uno de los mensajes que habrían escritos los imputados a la madre del joven asesinado.

“Mima no puedo enviar audios ni llamar, ya te dije que se me echó a perder el teléfono, mami, solo puedo escribir, y acá tengo que salir a buscar señal. Yo cuando pueda salir y buscar señal, escribo. Tú no te preocupes que estoy bien. Ya, dale mamo, entiende por favor. No hay señal donde esto”, dice el texto.

Según fuentes cercanas a la investigación, que han declarado bajo condición de anonimato, las pericias forenses han revelado que el médico cubano sufrió mucho antes de perder la vida: «fue mutilado poco a poco, un crimen atroz».

La fiscal a cargo del caso afirmó que no se veía un asesinato así desde tiempos de la dictadura.

Los asesinos del odontólogo cubano solo arriesgarían una pena de 20 años de privación de libertad. En Chile no se aplica la pena de muerte.

2 Comentarios

  1. Jorge

    Q dios lo tenga en su santa gloria

    Responder
    • Jorge

      EPD

      Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

También te puede interesar