Denuncian muerte de recién nacido por negligencia médica en Santiago de Cuba

junio 25, 2020

17 de Junio del 2020: la fecha en que Anabel Silva enterró sus sueños. Ella deseaba tener a su bebé. Hacía solo 2 años que había perdido un hijo, pero esta vez la familia creyó que todo saldría bien: los ultrasonidos y demás exámenes indicaban que «todo estaba perfecto».

Se confiaba en la palabra de la Dra. Lisandra Duvergel del Policlínico «28 de septiembre» en Santiago de Cuba. Con 36 semanas de embarazo le comunican a Anabel que la placenta estaba madura y que tenia que ingresar con todo el protocolo burocrático la llevan el 11 de junio para la Clínica Materno Sur, pero no habían camas disponibles así que fue ubicada en el pasillo.

Ver todo el contenido

Anabel Silva

Anabel Silva y su dolorosa historia

Anabel estaba en una cama improvisada en el pasillo de un hospital cubano: sin ventilación y atormentada por los dolores.

Siendo las 12 a.m. llama a su nuera, la bloguera Aurora Sancho para decirle que estaba con dolores de parto. Llega el médico de guardia y se percata de que estaba con trabajo de parto desde la mañana pero el personal de salud no se había percatado.

Son las 5:20 a.m. y finalmente da a luz un niño. Y comienzan las sorpresas: durante 8 meses le habían dicho que esperaba una hembra, pero al error del sexo, se unían otros como eslabones de una cadena: el niño tenía bajo peso y tenía una hernia diafragmática congénita. Dicha hernia le hacia compresión en el pulmón izquierdo por lo que le dificultaban la respiración.

Le ponen ventilación mecánica artificial de alta frecuencia con criterio quirúrgico de carácter urgente pues dada la patología asociada comprometía la vida del bebé. Pero la operación que podría salvar la vida de este ángel sin nombre solo se realiza en la provincia de Holguín, a casi 3 horas de viaje por carretera. Y en Santiago de Cuba cuentan únicamente con una ambulancia de neonatología con explotación de más de 10 años y que no tiene el equipamiento necesario para mantener al niño viable durante el traslado.

Comienzan las mentiras, las falsas promesas, los reyes magos que nuca llegaron, mientras el ángel sin nombre iba perdiendo el aliento. Y al haberse realizado un  parto normal y no por cesárea la compresión natural terminó por agravar la hernia que en 8 meses no pudo ser descubierta.

El día 17 de junio a las 10 y 40 p.m. fallece el ángel de nuestra historia: Lucas Antonio. Pero no satisfechos con el daño que acababan de provocar a toda una familia, los especialistas de la Clínica comienzan a acosar a Anabel Silva para que les diera permiso para realizar la necropsia y quedarse con el cuerpo de Lucas Antonio para futuras investigaciones.

La familia se negó a convertir a esta víctima de la negligencia en un conejillo de indias. Pero mientras esto sucedía se persona en casa de Anabel un funcionario del municipio de la Salud en un motor Suzuki particular nombrado GLAUDIS AYALA DÍAZ sin ética ni educación y en alta voz preguntó que si ella (Anabel), era la que había dejado al niño muerto abandonado en la clínica.

Anabel Silva es médico también por lo que está sufriendo doblemente. Encerrada en su casa del Reparto Altamira se niega a atender a los burócratas del Policlínico «28 de septiembre» que la citan y reclaman no se sabe con que oscuras intenciones.

Para algunos solo se trata de la muerte de un recién nacido por negligencia médica, pero para la familia entraña un drama mucho mayor.

En Cuba no existen procesos administrativos ni judiciales donde las víctimas puedan reclamar a los hospitales o al Estado por la muerte de sus seres queridos. Si usted es mutilado o sufre daños irreparables jamás recibe una indemnización económica. El sistema judicial no ampara al paciente y los médicos no reconocen muchos derechos, esto como consecuencia de la falta de legislación que establezca cuáles son los derechos del paciente.

Los que deseen comunicarse con Anabel Silva o con su suegra Aurora Sancho pueden hacerlo a través de este teléfono +5322691377

 

 

 

6 Comentarios

  1. Glaudis Ayala Diaz

    Es una lastima que personas como esta que le deben tanto a la revolucion,que aum estando impedida fisicamente este gobierno le pone una trabajadora para que la atienda y les paga un salario por atenderla,se dedique a tergiversar los hechos, y asi alimentar a los verdaderos terrorista que tanto dañan al pueblo,y dañar la imagen de los profecionales de la salud ,que estan mas que probado a nivel mundial y propuesto a premio novel de la paz,personas como esta no deverian tener cavida en nuestra sociedad,por algo fue expulzada de su organizacion,basta de mentiras que nadie cree,y menos saliendo de una opositora, esdama de blanco,preocupate,por el bienestar del pueblo,por el desarrollo cientifico,que tiene la salud cubana,y no a dañar a quienes velan por el futuro y bienestar tuyo.

    Responder
    • Lou To

      Precisamente por ser opositora y dama de blanco ya de antemano merece todo el respeto de nuestro pueblo, respeto que tú NO inspiras.
      Todo lo que haces es boicotear el testimonio sin argumento alguno. Cuando se desmiente algo, se trae la verdad a colación; tú no tienes verdad alguna. Nadie con un ápice de inteligencia le puede dar crédito a tu comentario vacío y soso.
      Los médicos de cualquier lugar del mundo se equivocan y los de Cuba no son la excepción. Es archiconocido que en Cuba, llevar un embarazo a buen término constituye un reto milagroso.
      Qué falta de vergüenza!

      Responder
      • Claudia Ramos

        Soy médico y es imposible que no hallan detectado que el bebé venía con una hernia o sea con alguna malformacion congénita porque a través de ultrasonido y el alfafeto sale y no veo cual es la culpa que tiene la doctora por decirle a su paciente de ingresar

        Responder
      • rma

        los apositores y damas de blanco no merecen ningún respeto son mercenarios pagados parte de la guerra no convencional que hace más de 60 años se lleva cotra nuestra gente sin importar cuanto daño nos cause, parece que lo que no tiene un ápice de inteligencia, es vacio y soso pero además mal intencionado y ruin es su publicación, que estupidés tan enorme es decir que en un país donde la mortalidad infantil es menor de 4x cada mil nacidos vivo llevar un envarazo abuen término constituye un reto milagroso…. eso si es una falta de verguenza

        Responder
    • Claudia Ramos

      Así mismo, empiezan con un enunciado de que acusan a una doctora y en ningún momento de esta historia mal contada veo que ella halla tenido alguna culpa por la tragedia que era inevitable, sabrá dios si esa madre se realizó los ultrasonido pertinentes porque yo soy médico y a ninguna madre se le pone a parir cuando el bebé trae malformaciones, no se cansan de decir mentiras y hablar de cuba😠

      Responder
  2. Glaudis Ayala Diaz

    Es doloroso,ver como se tergiversan las palabras y los hechos,se hace necesario que la oposicion reconosca que criticando y tergiversando hechos no se cambia el futuro de ningun pais,se hace necesari trabajar con amor y sacrificio como lo hacen los medicos en cualquier parte del mundo,sin importarle el riesgo que corren,eso se llama internacionalismo,entrega ,patriotismo,son capases de dejar a sus seres querido sin saber si asu regreso lo vuelven a ver,hay que ser humildes,y luchar junto a nuestro pueblo,codo con codo,y pensar que todos necesitamos.etc…….

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar