Acusan a mapuches por tráfico de marihuana

junio 17, 2021

marihuana

Chile es el país que más marihuana consume en América del Sur. Es lamentable ver a los jóvenes intoxicándose con todo tipo de drogas.

Y muchos padres ven este fenómeno adictivo y delictivo como algo normal, y hasta escuchamos a algunos políticos que en plena campaña prometen legalizar el consumo y la venta de la marihuana. Hablemos claro: en algunos casos se trata de gente adicta pero en otros se trata de personajes que quieren ganar votos y apoyo del bajo mundo.

Pero por suerte existen políticos que no tiran la toalla y hoy se ha confirmado que la Intendencia Regional de La Araucanía presentó  una querella por tráfico ilícito de drogas al interior de las comunidades mapuche de Temucuicui y Chacaico. El documento entrega detalles de cómo, para el Ejecutivo, los individualizados montaron una organización criminal en la denominada “zona roja del conflicto mapuche”.

Ver todo el contenido

¿Qué viva la marihuana?

La acción penal está dirigida en contra de 59 personas quienes eran objeto de investigación desde hace dos años, y quienes, según la acción, se dedicaban “al cultivo, porte, transporte, comercio y tráfico de plantas de cannabis sativa en sus diferentes versiones”, lo cual generaba un “espacio común de comercio de esta droga”.

Del total de querellados, 35 registran domicilio en comunidades mapuche de la zona de Ercilla y Collipulli. Dentro de los nombres está Jorge Huenchullan Cayul, heredero de una de las familias mapuche tradicionales de la comunidad de Temucuicui. A Huenchullan se suman los comuneros que pertenecen a otras familias indígenas de la zona como lo son los Llanca, Quidel, Queipul, Calhueque, Marillan, Catrileo, Levicura, Pallaleo, Leviman.

La acción penal, presentada en el Juzgado de Garantía de Collipulli, sostiene que se habrían generado “equipos de trabajo, conformados fundamentalmente por clanes familiares que se comunican entre sí.

A renglón seguido, la Intendencia detalla que las ganancias por la producción y venta de las sustancias ilícitas, habrían facilitado la compra de armas y municiones, junto con bienes muebles e inmuebles que “han sido adquiridas para los integrantes de estos grupos o sus familiares”.

Lo peor de la noticia que amplifican los grandes medios es que se pretenda encasillar o ensuciar al pueblo mapuche, vinculándolo con el tráfico de marihuana. Porque el mensaje es claro: mapuches se dedican a cosechar marihuana y forman una organización criminal.

La droga está en Chile, la droga es consumida por chilenos. Y éste es un problema que tendrá que enfrentar el próximo gobierno, porque ya el actual fracasó.

 

 

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar